Etapa Preesquemática.
(De cuatro a seis años)

En esta etapa es donde el niño a través de sus diseños intenta expresar la realidad que le rodea. La ordenación con los diagramas y con los signos puros, pretenden definir objetos y cosas concretas: un árbol, una persona, etc.


La desproporción de los tamaños, son conceptos puramente racionales y lógicos, distantes de la mente infantil en esta edad. Proporción y tamaño son conceptos que corresponden a un nivel mas avanzado del desarrollo.

foto15pequena.jpg

Ejemplo del “Renacuajo” o “cabezón” en la etapa Preesquemática, de un niño de cuatro y medio años.

La figura humana se dibuja típicamente con un círculo por cabeza y dos líneas verticales que representan las piernas. Estas representaciones "cabeza-pies" son comunes en los niños de 4 a 5 años. No debe llamar la atención que la primera representación sea una persona, ya que la importancia de las personas en los dibujos de los niños es bien evidente a lo largo de toda la infancia.

La representación de un personaje "cabezón" o "renacuajo" se torna más elaborada con la adición de los brazos que salen a ambos lados de las piernas, con el agregado de un redondel entre ambas piernas que representa el vientre, y en algunas ocasiones, con la inclusión del cuerpo
.


Generalmente hacia los cuatro años, el niño hace formas reconocibles, aunque resulte un tanto difícil decirse sobre lo que representan. Hacia los cinco años ya se puede observar, casi siempre, personas, casas, árboles, etc; a los seis años las figuras han evolucionado hasta constituir dibujos claramente distinguibles y con un tema.